¿No me gusta la Navidad?

Cada día hablo con personas que no le gusta la Navidad. Lo confieso… Yo misma me encontraba en este grupo… 

“Tienes que” arreglarte, ir a visitar a tu tío, llamar a tus primos, mantener el tipo, ayudar en la cocina, poner las luces y el Belén, hacer regalos “por narices” y gastar, gastar mucho, pasarlo con gente a la que quieres tener lejos (en algunos casos, en otros no!!), comer hasta reventar, adornar tu casa, cantar villancicos… ¿de verdad es así? ¿“Tengo que hacerlo” ? pero …¿quiero hacerlo?

Aquí os dejo mis reflexiones. Espero que os resulten de utilidad 😉

 

Las oportunidades que se han convertido en obligaciones

Ante cada situación que se te presenta tienes varias opciones que quizás no estás viendo. Así por ejemplo:

Las calles están adornadas con miles de luces, árboles y decoraciones navideñas

Puedes pensar que tienes la oportunidad de disfrutar de todo ello; o de cómo alegra ver la ciudad así de bonita; ó como está de animado el centro con tanta gente disfrutando de ello …

o por el contrario puedes vivirlo como una situación estresante dónde cortan las calles por la masificación de personas; dónde hacer una gestión te cuesta tres veces más; como un suplicio al tener que escuchar el disco de villancicos una y otra vez por la calle; o como la obligación de tener que estar feliz y content@…

luces-vigo.jpg

Comprar regalos

Puedes verlo como la oportunidad de pensar en las personas que quieres y sorprenderlas con un regalo que sabes que les gustará y les hará ilusión…

o por el contrario puedes creer que estás obligad@ a gastar un presupuesto que no te puedes permitir; para comprar un montón de regalos a familiares/amigos y conocidos, simplemente porque es navidad y es lo que toca, y no porque realmente lo sientas.

regalos-cybermonday.jpg

Comidas especiales de Navidad

puedes pensar que tienes la oportunidad de buscar algo extraordinario y poco usual con lo que sorprender o sorprendernos con una comida especial…

o por el contrario puedes pensar que es “obligatorio” cocinar lo de siempre y hacer “lo que toca” en Navidad!!!!

comidas-de-navidad-faciles-y-rapidas_a0951fde67814

Vacaciones de Navidad

puedes pensar que tienes la oportunidad de detener por unos días tu rutina y disfrutar de unos días diferentes…

o por el contrario puedes vivir esos días como que tienes la obligación de compartir una serie de comidas interminables con familiares/conocidos a los que no te apetece demasiado ver o con los que no conectas demasiado.

Sicknote.jpg

 

Si asocias Navidad a OBLIGACIONES:  la Navidad NO PUEDE GUSTARTE!!

 

Lo que la Navidad evidencia

 

La Navidad y sus tradiciones, te enfrenta a hechos o situaciones que no quieres ver o que evitas el resto del año:

La tradición de compartir comidas familiares pone en evidencia las complicadas relaciones que tienes con tus padres, hermanos, hijos…

Si además te sientes obligad@ a ir a cenar con la familia de tu pareja la cosa se complica aún más: las familias tienen costumbres diferentes, maneras de pensar y de hacer tan diferentes que a menudo puedes sentirte incómoda.

La tradición de los regalos pone en evidencia que hay personas a las que tenemos que regalar algo y no sabemos qué.  Realmente nos damos cuenta que no los conocemos , son personas “próximas” con las que no nos relacionamos, no sabemos nada de sus gustos de sus necesidades no sabemos casi nada de ellos,aunque sean familiares.  La evidencia es todavía mas dura cuando concluyes “y además no me interesa conocerlos mejor”…

En definitiva, las tradiciones navideñas te llevan a hacer frente a una serie de evidencias que pueden resultar difíciles de digerir.

 

Tu vida es tuya

Empieza a decidir por ti mism@

Ver las cosas como una obligación tiene ventajas: cuando  estas delante de una obligación sientes que tu poder de decisión es menor, sientes que poco puedes hacer para manejar tu realidad.

¿Por qué te pasas la vida haciendo cosas que no te gustan nada y permitiendo que te amarguen?

No es que odies la Navidad: ¡¡ Es que tú mism@ te la has hecho odiosa !!

Si has dejado de lado tu libertad personal, tu responsabilidad personal sobre tu vida, en pro del “qué dirán”: sé consciente ahora de esto, y decide qué quieres hacer. No decidir, también es decidir.

Elige cómo relacionarte

Pasar la Navidad con los que quieres es bonito. Pero también es cierto que: ¿acaso no puedes pasar otros días con la gente que quieres? En ese sentido, Navidad debería ser tan sólo un día más.

navidad-familia-830x552.jpg

El ambiente navideño te lleva a acercarte más a tus seres queridos, pero esto no implica pasarlo “en familia”.

Si hay relaciones en las que sientes que hay algo que solucionar y quieres solucionarlo: decide cómo y hazlo. Si hay relaciones que no quieres mantener: LIBÉRATE.

Puedes decidir no hacer nada, dejarte llevar. Sólo sé consciente de ello y para qué decides esto. Cuando tú no decides, otros lo hacen por ti.

AHORA TE TOCA A TI

Para que empieces a disfrutar de estas fiestas TE PROPONGO lo siguiente:

  • Revisa qué es lo que te molesta de la Navidad
  • Revisa por qué te molesta
  • Y decide:
    • Que quieres mantener o incluso mejorar!!

    • Que quieres eliminar o hacer diferente

 

Puedes decidir lo que quieras:

  • Decido no celebrar las Navidades
  • Decido no pasar la navidad en “familia”. Tampoco soy ni creyente (en nada) ni religiosa. Ni tan siquiera me gusta el mazapán.
  • Decido no comer comida “de navidad”: no me gusta el mazapán, ni el turrón…
  • Decido comer sólo turrón de chocolate
  • Decido irme a meditar al monte, yo sol@!!
  • Decido cenar en bata y zapas
  • Decido colgar una estrella en un abeto
  • Decido hacer una gran cena/comida y ponerme como el pinzas!!

Puedes decidir pasar ese día SOL@, con amigos, con tu pareja, o con tu perro. No pasa nada si no te comes marisco o el pavo de rigor. Deja el “qué dirán” y piensa: ¿que digo yo? Porque tan solo debes disfrutar de lo que te parezca mejor de cada celebración.

christmas_home

Decide qué es para ti la Navidad, y cómo quieres pasarla.

Entonces te darás cuenta que todo lo que te repele, dejará de hacerlo.

Y no sólo eso: empezarás a disfrutar de la Navidad como te mereces!!

¡ FELIZ NAVIDAD !

Si te ha gustado y crees que puede ser útil para alguien que conozcas te invito a que lo compartas en tus redes sociales 🙂

Si después de leer este post, aún no te gustan las Navidades y sigues sin querer participar en “esta fiesta””, o tienes personas cerca que la odian no te preocupes: no es de “malas personas”,  ni de amargados, … simplemente se trata de tener gustos diferentes a los del resto.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s