¿ Qué siembras en tu mente?

Lo que crees, lo creas

Mis pensamientos, lo que creo sobre mi misma, crea quien yo soy,  mi vida, mis experiencias. Lo sepa o no, soy responsable 100% de lo que pasa en mi vida. Párate y momento y piensa: “¿Qué crees sobre ti? ¿Qué te dices a ti misma durante el día?” … Y te darás cuenta quizás que en muchas ocasiones te dices cosas que no le dirias ni a tu peor enemiga.A mi me pasaba mucho (ahora menos 🙂 Hoy os voy a compartir  porqué nos tratamos así y qué podemos hacer para cambiarlo.

¿Que me pasa para que me sea tan dificil quererme?

En Japón hay árboles de cuatrocientos años cuya altura no llega a los quince centímetros: los famosos BONSAIS. En Japón se consideran como algo realmente “elevado”: una forma de arte.

Si lo miras desde el punto de vista de lo que es natural y auténtico esto es un acto realmente VIOLENTO contra el arbol. El árbol va envejeciendo pero sólo mide 15 centímetros. Habría podido medir 50 metros tratando de alcanzar las estrellas, pero

¿Qué le han hecho? ¿Qué estrategia han usado?

Colocan el árbol en un tiesto casi plano. Entonces, a medida que crecen las raíces se las van cortando, porque el tiesto casi no tiene fondo. Van cortando las raíces, y si las raíces no profundizan, el árbol no puede crecer. Se hace viejo pero no crece.

 

Esto es exactamente lo mismo que sucede con las personas:

sin amor propio, sin enraizar tu propio ser, no puedes crecer como persona porque no eres capaz de sostenerte a ti misma.

 

No has sido entrenada para amarte a ti misma

Lo natural es quererte a ti misma lo primero. Aprende del bebé, que se ama, que no se juzga, que no tiene prejuicicios, se ama a sí mismo, hasta el punto de llegar a jugar con su “kk” sin ningún pudor 🙂

Sin embargo se nos ha entrenado en querer a los demás. Las religiones te enseñan a ser altruista, a darlo todo a los demás, a sacrificarte por tu bandera, por tu empresa, por tu familia, por tus creencias. Esto consigue atrapar a las personas, y tambien manipularlas: si mueres por tus ideales serás un martir y tendrás eternas bendiciones. La base de todo esto: no te ames a ti mism@; ódiate, porque no eres dign@ de nada. Y si te odias, ¿cómo vas a poder amar a nadie? Damos lo que tenemos dentro.

Como colofón, si tienes algun “coletazo” de amor propio, siempre está ahí la frase: “pensar en ti misma antes que en los demas es -agarráte- E-GO-IS-TA!!” ¡Toma ya!!!! Como para quererse…

 

¿Que hago entonces?

Tus pensamientos son como semillas.

Cuando plantas una semilla, no sale inmediatamente la planta ¿verdad? Una vez introducida en la  tierra, la semilla debe germinar primeramente. Eso significa que se abre la semilla y empiezan a salir raicillas que se hunden en el suelo en busca de alimento. Y sólo entonces aparece el primer brote.

Cuando entrenas para cambiar tu pensamiento con AFIRMACIONES, much@s client@s lo hacen dos días y me dicen: “esto no funciona”, “no noto nada”. Estamos tan acostumbrados a la velocidad que pensamos que esto debe funcionar como un coche: meto primera, meto segunda, meto 3ª y debo pasar de 0 a 100 en 3 segundos!! Nooo!! La naturaleza nos enseña a ser pacientes: a cultivar.

Hacer una afirmación es como sembrar una semilla en la Tierra, y repetirla sería como regarla.

Debes afirmar, y repetir tu afirmación, y repetir, y repetir… En esto consiste entrenar: en repetir y repetir, y seguir repitiendo tanto SI VES RESULTADOS COMO SI NO. A veces “tarda” tiempo. No juzgues el tiempo. Todo ocurre en el momento y lugar adecuados PARA TI. Sólo debes tenerlo en cuenta y confiar en la vida.

 

 Tu plan de acción

Si quieres cambiar una forma de pensar sobre ti que te frena y te echa para atrás, empieza  a HACER AFIRMACIONES.

Para ello:

  1. Decide qué quieres
  2. Escribe eso que quieres en forma de AFIRMACION, en PRIMERA PERSONA y en PRESENTE. No uses “tendré o voy a tener” ya que asi mantienes lo que quieres en el futuro. Di “tengo” aun cuando no sea cierto. Ese tengo es la semilla de eso que quieres tener. “Yo tengo una casa preciosa, una pareja comprensiva, un trabajo que me enriquece”
  3. Repite tu afirmación CADA DIA: por la mañana, por la noche, cuando quieras o a todas horas 🙂

Acuerdate de dar gracias por lo que tienes hoy, no lo desprecies: si tienes un trabajo que no te gusta, dejalo marchar con amor para otra persona que estará encantada de tenerlo.

Si te ha gustado: puedes compartirlo y/o dejarme un comentario 🙂 Si quieres que te ayude a “reprogramar” tu mente, reserva una sesión estratégica gratuita conmigo AQUI y veo si te puedo ayudar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s